Gestor – empleado: un matrimonio desavenido

En el pasado existió un equilibro entre gestor (empresa) y empleado, que caracterizó el crecimiento espectacular de muchas empresas convirtiéndolas en un destino cotizado. Hoy en día, esta relación se está asemejando más a aquellos antiguos ‘matrimonios desavenidos’, donde el amor dejo de existir hace tiempo, pero donde ambos se veían obligados a convivir ya que entre ellos existía una relación de dependencia.

Este es un resumen de mi nueva contribución en TDD-online, que no os debéis perder.160913-empleadogestor

 Aquí os dejo el link: http://www.tdd-online.es/content/gestor-y-empleadoun-matrimonio-desavenido

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Del tiburón al caníbal empresarial en TDD

Aquí os dejo la portada del artículo “Del tiburón al caníbal empresarial” que fue publicado la semana pasada en la revista Training & Development Digest.

PORTADATDD

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Del Tiburón al Caníbal Empresarial

Seguro que muchos de  vosotros habéis conocido o tal vez os hayáis tenido que enfrentar en algún momento de vuestra vida profesional con el conocido como ‘tiburón’…

Pues bien, este perfil tiene los días contados. Un nuevo depredador está surgiendo en las selvas de asfalto… ‘El caníbal empresarial’

TC3

¿Quién es este nuevo depredador?

¿Qué tácticas utiliza?

¿Qué implicaciones tendrá este en nuestro día a día?

Aquí os dejo el link al artículo completo que Training & Development Digest me ha publicado.

http://www.tdd-online.es/content/del-tibur%C3%B3n-al-can%C3%ADbal-empresarial

¿Qué opináis de este nuevo depredador?

Mario C. Marí

Publicado en Comportamiento social y empresarial | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La caída de las grandes en España.

Últimamente no paramos de escuchar como las multinacionales españolas, icono del progreso en España, están dejando de ser tan iconos principalmente dentro de España. La crisis les está pegando fuerte y mientras las pymes, muchas veces, tienen la cintura y agilidad suficientes como para moverse en un entorno tan cambiante, a muchos de estos mastodontes les está costando adaptarse a las nuevas reglas del juego, obligándoles a bajar sus márgenes y como consecuencia de ello a acometer fuertes restructuraciones de sus activos y de su modelo de negocio.

Hasta aquí sería algo normal, en épocas ‘bajas’ las empresas, salvo excepciones, se ven obligadas a reducir su estructura para poder sobrevivir y si pueden seguir obteniendo beneficios… Esto no significaría ninguna catástrofe, sería algo obvio y entendible, y si las políticas que se llevasen a cabo para este cambio fuesen las adecuadas y estuviesen bien orientadas, el drama sería menor.

Sin embargo – y sé que con esto me puedo ganar algunos enemigos – como en mi anterior post ‘La mediocre-cracia’ Forges decía en su artículo ‘El triunfo de los mediocres’: ‘Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente-….’ creo que estas políticas que se están llevando a cabo, en la mayoría de las ocasiones, se están basando en criterios incorrectos y – como muchos dicen –   mediocres.

Analicemos cual es – en general – esta política. Podría meterme en temas micro o macro, para justificar económicamente que está sucediendo, pero creo que de esto ya están hablando mucho los expertos, los números todo lo pueden explicar… sin embargo lo que quiero hacer aquí es contar lo que se respira en los burladeros, entre bambalinas, lo que todo el mundo comenta, pero nadie se atreve a sacar de las conversaciones de ‘gin tonic’ – donde al segundo gin se empieza a contar lo que verdaderamente se ve y  se siente.

Como he contado antes muchas de ‘las grandes’ necesitan hacer un cambio de su estructura como elemento básico de su supervivencia. Bien!!!! pero.. ¿Porque resulta que como se está viendo tanto en la televisión como en otros medios estos cierres o salidas afectan a profesionales que suelen aportar valor?… Todo el mundo conoce directa o indirectamente casos de este tipo. ¿Qué está sucediendo?

Pues bien,  lo que se está viendo como la tónica normal es lo siguiente:

Primero debemos diferenciar lo que llamaremos ‘Capas’ (para generalizar) y que representan una mezcla de experiencia y tiempo que un empleado lleva en una compañía:

La capa más baja la he llamado Capa C; en esta se encuentran perfiles profesionales bajos e intermedios, perfiles que han entrado recientemente en una compañía. Este tipo de perfiles suelen ser muy rentables por el bajo coste que suponen y lo que aportan (ya que suelen ser profesionales que entran con muchas ganas de aprender). Esta capa está compuesta por empleados que llevan en la compañía entre 0 y [3-5] años.

Como segunda capa nos encontraríamos la Capa B – intermedia/alta que son aquellos perfiles de empleados que aportan un valor diferencial, en diferentes grados, según cargo y experiencia. Esta capa está formada por empleados que o acaban de entrar en la empresa con un cargo alto o que suelen llevar en la compañía entre [3-5]  y 8 años.

Finalmente estaría la Capa A (o equipo ‘A’ de los llamados Acólitos); en esta capa estarían identificados aquellos perfiles tanto intermedios-altos como perfiles muy altos que, salvo excepciones, suelen llevar en la compañía de 8 años en adelante.

Una vez diferenciadas las tres capas, se puede intuir claramente que capa soporta principalmente las reestructuraciones de las multinacionales. De las vistas, la Capa C, será la menos afectada, básicamente porque su salario no es alto y trabajan duro para demostrar su valía. Además si acaban de empezar su carrera laboral, normalmente harán lo que sea necesario para mantenerlo (lo que viene siendo tragar sapos y carretas). Evidentemente siempre hay alguno que sale mal y despidos en esta capa habrá.

Capa A; en esta capa están los llamados acólitos, que llevan en las compañías desde ‘la extinción de los dinosaurios’. De estos, algunos aportan valor y lo que es más están queriendo aportar valor a la empresa en sus diferentes áreas para ayudar en los cambios necesarios en estos momentos tan complicados. Además llevan mucho tiempo en su organización y conocen como actuar para cambiarla. A este espécimen raro lo llamaremos el C.A+. Pero efectivamente he dicho ‘raro’ (pocos de estos conocerás), ya que lo que en esta capa reside normalmente es gente mediocre que en la época en la que todo era fácil (las llamadas vacas gordas) logró ascender sin mucho esfuerzo y crear su clan. Ahora en épocas bajas, son gente que serían muy prescindibles ya que genera muy poco valor, pero muy bien relacionado y que han aprendido a sobrevivir. A estos a los que llamaremos C.A-. Alguno de los integrantes de esta subcapa será despedido, pero en general a pocos se les moverán de sus sitios, a pesar de que muchos de estos tienen unos salarios bastante elevados.

Por tanto, la capa donde se centran las políticas de reestructuración es en la Capa B, aquella que suele aportar valor (y digo ‘suele’ porque hay casos para todos los gustos) y que tiene un coste más elevado. Elevado sí, pero porque el valor que aportan suele ser también elevado o diferencial; la ecuación es sencilla >Valor diferencial = Coste>. Sin embargo para los C.A- que muchas veces están en posiciones decisivas (por ejemplo encargados de estas reestructuraciones internas), el valor diferencial no les importa, les importa el coste (como dije antes los números todo lo pueden explicar) y les importa otro valor distinto a los vistos anteriormente; La Confianza. Se rigen por una ecuación diferente; >confianza = coste>. La variable que ha sido modificada es la de ‘valor diferencial’ por ‘confianza’. Y aquí reside el principal problema de muchas empresas; que se rigen por un parámetro tan subjetivo como el de la confianza y normalmente en la confianza debido a los años trabajados (buenos o malos). Hay un refrán español que dice: ‘más vale malo conocido que bueno por conocer’ – con esto lo digo todo!!!!

Por tanto si hay que reducir estructura, esta reducción recaerá en aquella capa que tiene un alto coste y un nivel de confianza bajo (basado en el factor tiempo), desapareciendo el valor diferencial. Y reconozcámoslo quien despediría a su amigo con el que lleva ‘n’ años aunque sepa que es bastante mediocre, pues aquí está la clave. Como consecuencia de esto lo que se está viendo – y esto no lo comparto yo únicamente – es que las grandes compañías están quedando en manos de ‘profesionales mediocres’ que se apoyan para hacer su trabajo en perfiles con poca experiencia (y estos son extremadamente valiosos ya que gracias a ellos las cosas van saliendo) y a costa de explotar a estos segundos. Lo cual dentro de esta particular ‘tragicomedia’ tiene algo bueno, si eres joven y acabas de llegar aprenderás rápido, no te queda otra si quieres sobrevivir.

Como he dicho al principio de este post, estoy hablando de observaciones generales, y aunque creas que en tu organización esto no sucede, observa a tu alrededor y cuéntame que ves… Yo lo estoy viendo cada día… Y si eres uno de los afectados, no te preocupes, todo pasa y tú sigues siendo un valor en alza. En este caso te aconsejo que tomes las riendas de tu vida y emprendas!! Está de moda y parece que trae buenos resultados…

¿Y tú que piensas? Es hora de poner en negro sobre blanco tus sentimientos y vivencias!!!…

Publicado en Comportamiento social y empresarial | Deja un comentario

La Mediocre-cracia

Una gran verdad, escrita por Forges…

Este artículo de Forges, responde a una sensación que lleva rondando mi cabeza y algunas de las conversaciones que he tenido ya desde hace bastante tiempo. Al leerlo, ya no he tenido que ponerlo en negro sobre blanco, porque el gran Forges lo ha escrito de una forma inigualable.

Puede que moleste…pero  “El triunfo de los mediocres”, es Una Gran Verdad!!! y si queremos poder empezar a hacer algo que realmente sirva para salir de donde estamos, lo más importante es reconocer quienes somos, que hacemos y porque hacemos lo que hacemos….

EL TRIUNFO DE LOS MEDIOCRES (ANTONIO FRAGUAS, “FORGES”).

Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es, de todo punto, necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.

Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.

Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.

Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.

Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre. Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.

Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.

Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.

– Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura.

– Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.

– Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo

– Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.

– Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.

– Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.

– Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada.

– Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.

– Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.

– Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.

– Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo

Como ya les advertí al principio, este artículo de Forges podría incomodar o molestar…pero las verdades cuando se dicen a las claras suelen molestar. Sin embargo, si queremos superar la crisis en la que estamos inmersos, la solución está en gran medida en nuestras manos y para ello lo primero que debemos hacer es reconocer que nuestra naturaleza como nación mediocre nos está avocando a un futuro cada vez más incierto. Prueba de ello es que el Banco de España cada vez que saca un informe retrasa más el momento en el que volveremos a generar empleo.

Todas las características que según Forges nos caracterizan como mediocres, representan graves desventajas que combinadas en el mundo global en el que vivimos, han formado un cóctel explosivo de consecuencias nefastas…

¿Cómo un país siendo mediocre puede querer competir en un mercado global con países como la India donde sus trabajadores son igual o más efectivos, trabajan por mucho menos dinero y sus ganas de salir y comerse el mercado son mucho mayores?

¿Cómo un país mediocre puede salir adelante cuando sus futuros espadas, aquellos que se supone que por sus cualidades técnicas y gerenciales podrían sacar a España de la crisis, se están marchando en estampida al no encontrar trabajo (más de 300.000 desde 2008), mientras que los mediocres siguen en los puestos de poder de este país?, tanto de organismos públicos, como en los puestos directivos de muchas empresas privadas.

¿Cómo podemos echar la culpa de nuestra situación y de nuestras desgracias a Europa, cuando en el índice mundial de percepción de corrupción política (‘The Corruption Perceptions Index’) ocupamos el puesto 30 (de 157) compartiendo ese puesto con Botswana  y por debajo de países como Chipre (que ocupa el puesto 29)?…  Así mismo, no deberíamos sentirnos molestos al oír esto, cuándo se está demostrando que más de un político se ha hecho multimillonario a costa de las contribuciones de los afiliados a su partido o cuando se está demostrando que han desviado fondos destinados a subvencionar el reciclaje del ciudadano en paro para financiar viajes u otro múltiples gastos de ciertos políticos.

Retrocediendo en el tiempo, como consecuencia, de la guerra civil española, de la segunda guerra mundial y de las posteriores políticas, España sufrió un aislamiento comercial con Europa y con muchos países del resto del mundo que nos generó un retraso competitivo con el resto de los países desarrollados.  Hoy en día (y aunque creamos que ya ha pasado mucho tiempo) las consecuencias de aquellos años de este aislamiento nos siguen pasando factura y mientras que los países más desarrollados del resto de Europa (y del mundo) tras la segunda guerra mundial se preocuparon por evolucionar y salir lo antes posible de la crisis en la que estaban a través del emprendimiento o el desarrollo técnico y/o tecnológico desde España nos afanábamos, ya desde aquellos tiempos, por crear y vivir en una burbuja de mediocridad… en la que en vez de potenciar las características antes citadas – emprendimiento  o el desarrollo técnico/tecnológico – se fueron potenciando sectores como el turismo – en la mayoría de los casos de nivel mediocre –  o más tarde la construcción.

De la explosión de estos dos sectores – turismo (desde los 60 al 80) y construcción (en los 90), en los que nos fue muy bien por cierto, nos acostumbramos a vivir de las rentas de la época de ‘vacas gordas’, haciendo el mínimo indispensable, ya que un turismo mediocre o una construcción de calidad, en muchos casos mediocre no requerían de demasiado esfuerzo. Era el ‘spanish style’ (y películas como las de Pajares y Esteso se encargaron de reflejar y publicitar muy bien este estilo), y de hecho se nos conocía y se nos conoce como el país de la juerga, el vino y la pandereta.

Sin embargo ahora que no hay tanto turismo ni tanta construcción y que toca salir y enfrentarse al mundo real, tenemos ese ‘deje’ de mediocridad que nos impide ver, reconocer y afrontar nuestras limitaciones. Y para colmo, cuando hay gente que sabe hacer cosas y quiere aportar para poder generar un crecimiento real, la envidia (otra de nuestras grandes características) hace que se defenestre a estos activos no dejándolos más opción que la emigración (por no llamarlo exilio!!!)…¿Y nos quejamos de nuestro destino?

Por último estos tampoco, como se diría, ‘están libres de pecado’ ya que por mi trabajo en el extranjero cuando te encuentras a españoles haciendo negocios en el extranjero, es común encontrarse con actitudes ‘quijotescas’ basadas en la crítica al resto de ‘competencia’nacional, con tal de llevarse el gato al agua…en vez de apoyar para conseguir un objetivo común de crecer (como hacen otros países) y como decía Forges; ‘es Mediocre un país que para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo’,

Muchas cosas han de cambiar  para que podamos superar la situación que estamos viviendo… y sin duda la solución a nuestros problemas no está afuera, sino más bien dentro… (es una cuestión de carácter, de nuestro carácter mediocre).

Como dice deepak chopra “cuando nos sorprendemos mirando al mundo y diciendo <<no hay nada para mí allá afuera>> tal vez deberíamos ver en  nuestros corazones y decir <<Si no hay nada allá fuera, hay algo aquí adentro>>

¿Y tú qué opinas? ¿Qué opinas del triunfo de los mediocres?, ¿de la mediocre-cracia en la que vivimos?

Publicado en Comportamiento social y empresarial | Etiquetado , , , | 4 comentarios

Bienvenidos

La pregunta que da título a este blog, es sin lugar a dudas una de las más trascendentales que el hombre se ha hecho jamás. Desde el inicio de los tiempos hasta nuestros días, el ser humano ha intentado y todavía no ha logrado, dar una respuesta definitiva al anhelo de saber; ¿porque hemos venido a este mundo?, ¿de dónde venimos?, ¿a dónde iremos una vez lo abandonemos? y sobre todo, ¿qué hacemos aquí?, cual es nuestro cometido, nuestro papel en este mundo y en nuestro paso por esta vida.

No es la pretensión de este blog encontrar respuestas a la pregunta de que ‘hacemos aquí’ a tan ambicioso nivel. Dejo esa hazaña a aquellos escritores, pensadores, filósofos y científicos que han decidido consagrar sus vidas a encontrar esta respuesta.

El objetivo de este blog no es otro que el de conseguir poner la pregunta que le da título a un nivel aplicable para ustedes (para mí), para el día a día de este mundo en el que vivimos…

¿Y qué haces aquí…? en la vida que vives, ¿Porque haces lo que haces?….

Bienvenidos a este espacio, donde deseo compartir estrategias, ideas y  puntos de vista para poder llegar a darnos cuenta de porque hacemos lo que hacemos…

 

Imagen5

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario